La Importancia Del Sistema Nervioso Visceral

Written by flavio   // November 22, 2011   // 0 Comments

El Sistema nervioso nos proporciona la capacidad de recibir y procesar la información de los diferentes órganos sensoriales para que nuestro organismo sea capaz de responder ante ellos. Se encarga, por tanto, de controlar y coordinar las diferentes funciones motoras para que nuestro organismo sea capaz de responder ante dichos impulsos y de las funciones intelectivas, como son la memoria o las funciones sensitivas.

Se encuentra dividido en dos partes: el sistema nervioso somático y el sistema nervioso visceral. El primero se centra en transmitir la información sensorial y el segundo en controlar los órganos viscerales del cuerpo humano.

Si nos centramos en este segundo, podemos decir que se centra (a través del sistema nervioso autónomo) en recibir la información de las vísceras y del medio interno para poder actuar sobre los  músculos, vasos sanguíneos y glándulas. Cabe destacar que entendemos por vísceras los órganos contenidos en las principales cavidades del cuerpo. Podemos señalar que la función del sistema autónomo, como parte del sistema nervioso, es controlar y coordinar los componentes viscerales de nuestro organismo que actúan de forma automática por lo que no pueden controlarse voluntariamente, ya que se activa por centros nerviosos situados en la médula espinal, hipotálamo o tallo cerebral. Por tanto, transmite los impulsos nerviosos desde el sistema nervioso central para estimular lo órganos y aparatos del sistema periférico

La Importancia Del Sistema Nervioso Visceral

La Importancia Del Sistema Nervioso Visceral

Sin duda es una de las funciones principales de nuestro organismo ya que no tendríamos capacidad de reacción ni interactividad si no fuese gracias a él. Un fallo en dicho sistema podría causarnos diferentes alteraciones o trastornos sensoriales, físicos o psicológicos. Hoy en día existen muchos factores que pueden provocar dichas alteraciones, como pueden ser: accidentes, consumo de ciertas sustancias tóxicas, contaminación, tabaquismo o estrés. En lo que se refiere al sistema autónomo al grupo de trastornos que surgen por un mal funcionamiento de este, se les agrupa bajo el nombre de disautonomía. Dentro de dicho grupo encontramos trastornos, como son el síndrome de taquicardia ortostática postural, el síncope de origen neurocardiogénico, la hipotensión mediada neuralmente, el prolapso de la válvula mitral, el fallo autonómico puro, la atrofia multisistémica, el síndrome de fatiga crónica, etc.

En la actualidad no existe una cura para la disautonomía, pero gracias a unas pautas de comportamiento y algunos medicamentos se pueden paliar sus efectos de forma considerable y notable.


Similar posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *