Un Buen Perfume

Written by Prado   // April 19, 2012   // 0 Comments

¿Quién no tiene un olor que le recuerda a la infancia? ¿Quién no reconoce a una persona por su perfume, sin llegar a verla? ¿Quién no se ha transportado en el tiempo hacia los buenos recuerdos de un momento gracias a un olor? ¿O quién no asocia un aroma a un momento que le gustaría olvidar para siempre?

A través del olfato podemos llegar a percibir múltiples sensaciones, de hecho en nuestra nariz hay unos 400 tipos de receptores olfativos diferentes, escalados desde los más agradables hasta los más malolientes, colocados opuestamente. Pero no a todas personas nos gustan los mismos olores, digamos que hay un componente subjetivo en nuestra elección de olores.

Un Buen Perfume

Un Buen Perfume

Pero para todas las personas un buen perfume tiene que corresponderse con una sensación agradable. Ya sea algo que nos trasmita por ejemplo paz, descanso, armonía o vitalidad, energía, chispa. De esto saben mucho los publicistas, que a través de los anuncios nos hacen soñar y nos trasportan a lugares y situaciones idílicas o divertidas, momentos que muchos de nosotros no vivimos en el día a día.

No sólo el olor hace que un aroma nos guste, influye en gran medida el frasco que lo contiene, por ello los diseñadores cada vez crean figuras y formas más originales que combinan con texturas, colores y materiales novedosos, es decir, crean productos que además de que nos apetezca olerlos también que aspiremos a cogerlos y acariciarlos. La magia se contiene en pequeños recipientes.

Hay una frase popular que dice así: “El buen perfume se vende en frasco pequeño”, que viene a significar que si una cosa es importante, no ocupa mucho espacio. Extrapolándolo a las personas quiere decir que no importa la estatura o tamaño de estas, pues independientemente del tamaño se puede ser una gran persona en aspectos como inteligencia, calidad humana, sabiduría, etc.

.


Similar posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *